Bravo F1

Jordi Gene by Muneta & Cerracín

Bravo F1 fue un intento de forjar una escudería netamente española que comenzó a mediados de 1992 y llevó a cabo Nick Wirth para participar en la Fórmula 1 en la temporada de 1993.

Fue quizas una de las escuderías más fugaces de la historia de la Fórmula 1 ya que tras su creación sobre noviembre de 1992, ya había sido considerada ilegal un mes despues, antes de las navidades, abandonandose el proyecto a inicios de 1993.

No obstante pasó a ser el primer equipo español de Fórmula 1, si no se considera la aventura de Emilio de Villota, dieiciste años mas tarde Adrián Campos llegó con su nueva escudería Campos Meta, posteriormente ebautizada Hispania Racing.

La escudería es conocida también por ser un proyecto inglés con nacionalidad española.

El fundador de la escudería fue Adrián Campos, los diseñadores fueron Nick Wirth y Jean-Pierre Mosnier y el esperanzador piloto Jordi Gene.

Jordi Gene by Muneta & Cerracín
Bravo S931

El monoplaza contaba con un chasis de un Andrea Moda S921,  una caja de cambios de un Dallara y un motor Judd V8.

El monoplaza estuvo “listo” en noviembre de 1992 y la escudería disponía de un presupuesto de tres millones de dólares, aproximadamente la mitad del que manejaba  Andrea Moda esa temporada.

En el equipo dudaban entre detener el proyecto o no para poder ahorrar a fin de construir otro monoplaza de fabricación propia. 

El coche fue hecho deprisa, sin poder hacer ningún test previo, y negociando con Jordi Gené como piloto y Judd como motorista, ya que habían fracasado con Mugen y Lamborghini y con los pilotos Damon Hill y Adrian Campos  que había dicho adiós a su trayectoria deportiva. 

La escudería la configuraban  los fundadores del proyecto y tres mecánicos. Lamentablemente la pérdida de Jean Pierre-Monsier afectó moralmente al equipo.

La FIA en diciembre prohibió el coche, entendiendo que era “pura basura" ya que no superó los "crash test". 

La  falta de financiación y las deudas llevaron por fin a abandonar el proyecto.

No obstante, Mientras que Adrian Campos abandonaba, Nick Wirth no se rindió e inició un nuevo proyecto  en 1993 con el nombre de Simtek que contaba con el patrocinio de Music Televisión.

El monoplaza se llamaba Bravo-Judd S931, y era negro con el logo amarillo y rojo "Bravo F1"