Adrian Newey

Adrian Newey by Muneta & Cerracín

Adrian nació el 26 de diciembre de 1958 en Stratford-upon-Avon.

Adrian ha trabajado tanto en Fórmula 1 como en Fórmula Indy como ingeniero de carrera, ingeniero de aerodinámica, diseñador y director técnico, obteniendo éxitos en ambas categorías.  Adrian está considerado como uno de los mejores ingenieros en la Fórmula 1, habiendo inspirado diseños que han obtenido múltiples títulos y vencido en unas ocho decenas de grandes premios.

Adrian abandonó la escudería McLaren en 2005 y en noviembre de 2005 pasó a la escudería Red Bull Racing colaborando en la obtención del título de pilotos y constructores en 2010, 2011, 2012 y 2013.

Adrian Newey by Muneta & Cerracín

En 1983 tomo parte en el proyecto March IndyCar y comenzó a trabajar en el monoplaza del año siguiente. Su diseño demostró ser muy competitivo ganando siete pruebas, incluyendo la prestigiosa Indy 500. Al año siguiente con Al Unser, el chasis 85C obtuvo el título de la CART, pero su prestigio aumentó cuando Bobby Rahal repitió el triunfo en 1986 y 1987. 

Adrian abandonó los Estados Unidos para trabajar como diseñador jefe en la escudería  de Fórmula 1, llegando en un momento en el que la aerodinámica carecía de mayor importancia en el diseño de monoplazas. Su diseño de 1988 fue mucho más competitivo de lo esperado, llegando a liderar incluso algún gran premio. No obstante fue criticado por prestar demasiada atención al aspecto aerodinámico en perjuicio de otras áreas. Con el paso de March a Leyton House, Adrian ascendió a director técnico, pero contando con el mejor diseñador del momento, los resultados de la escudería  no fueron los esperados y Adrian, pero no tardó en encontrar otro destino.

En 1990, la escudería Williams estaba en progresión ascendente y el director técnico, Patrick Head, no dudó en contratarle. Con un mayor presupuesto y más recursos a su disposición, Adrian y Patrick Head se convirtieron en la asociación estrella de diseño de principios de los noventa. En 1991, el chasis FW14 superó al hasta entonces dominante McLaren, y sólo algunos problemas de fiabilidad y la maestría de Ayrton Senna impidieron que Nigel Mansell obtuviera el título. En 1992 Mansell logró el título mundial y Adrian obtuvo su primer título de constructores. En 1993, esta vez con Alain Prost y Damon Hill al volante del FW15, obtuvo el primer y tercer puesto, así como su segundo título de constructores.

El rendimiento bajó un en 1994 y la escudería Benetton alcanzó a Williams en velocidad y fiabilidad. Lamentablemente, en el Gran Premio de San Marino se produjo el fatal accidente de Senna. Una mejor segunda parte del campeonato, y la suspensión de Schumacher, hicieron que Williams lograra el tercer título consecutivo de constructores, pero no obtuvieron  el título de pilotos, por lo que la situación de Adrian en la escudería comenzó a cuestionarse.

A comienzos de 1997, tras otra brillante temporada en la que Damon Hill y Jacques Villeneuve dominaron la competición, legando el diseño del coche del año 1997, el FW18, con el que el canadiense Jacques Villeneuve ganaría el campeonato mundial al en aquel entonces bicampeón mundial, Michael Schumacher.

Adrian pasó a McLaren, donde tuvo que comprometerse con el diseño del monoplaza de la siguiente temporada, y a la vez mejoraba el diseño de Neil Oatley de 1997. Con todo ello se produjo un gran final de temporada del equipo McLaren, con un doblete de Mika Hakkinen y David Coulthard en el Gran Premio de Europa, última prueba del año, sobre Jacques Villeneuve, tercero en la carrera. 

Al año siguiente, la aparición del McLaren MP4/13, lo convirtió en el rival a batir. Mika Häkkinen obtuvo los títulos de 1998 y 1999 y estuvo cerca de repetir en 2000. 

A finales de los años noventa, los diseños de Adrian habían significado seis de los últimos títulos de constructores y 76 Grandes Premios.

En verano de 2001, Bobby Rahal, asesor de la escudería Jaguar Racing, intentó fichar a Adrian, pero finalmente no se alcanzó el acuerdo y Ron Dennis persuadió a Adrian para seguir con ellos. 

El equipo Red Bull Racing a finales de 2005 anunció que Adrian estaría con ellos, coincidiendo con David Coulthard, con el que ya trabajó en Williams y McLaren. Adrian no trabajó en el diseño del 2006, pero sí intervino en el de 2007 y 2008. No obstante sus resultados no llamaron la atención al principio, pero el Toro Rosso STR3 que ganó en Monza en 2008 era calcado al Red Bull RB4, sólo que equipado con un motor Ferrari más potente que el Renault.

En 2009, Adrian diseñó uno de los mejores monoplazas y gracias a ello, Sebastián Vettel y Mark Webber consiguieron las primeras victorias para la escudería, quedando subcampeones tras un arrollador Brawn GP. 

En 2010, el monoplaza Red Bull RB6 fue netamente el mejor, obteniendo la mayoría de las poles positions  y numerosas victorias, obteniendo el título de Constructores en el  Brasil, y una semana después, en la última carrera de la temporada en Abu Dhabi, Sebastián Vettel conquistó el título mundial de Pilotos con el RB6 por delante del español Fernando Alonso.

En 2011, diseñó un RB7 notablemente superior a los demás, consiguiendo innumerables poles y victorias, haciendo que Sebastián Vettel se convirtiera en el bicampeón más joven en la historia de la Fórmula 1, superando a Fernando Alonso, y ganando también con gran autoridad el campeonato de constructores. 

En 2012, el Red Bull RB8, tuvo mucha más competencia, pero en la última parte de la temporada se consolidaron logrando el tercer campeonato de constructores en los Estados Unidos y finalmente el tercer campeonato de pilotos en la última carrera de la temporada, nuevamente sobre Fernando Alonso. 

En octubre de 2013 obtuvo un nuevo Campeonato Mundial de Constructores con el RB9 y Sebastián Vettel su cuarto campeonato mundial de pilotos, nuevamente sobre Fernando Alonso, en New Delhi.

En junio de 2014 renovó su contrato pasando a asumir un papel menos relevante en el diseño de los monoplazas.

Newey no tiene límite